Néouvielle (3.091m) 23/04/2017

Ascensión al Néouvielle desde el refugio de la Glère por la brecha de Chausenque.

Bajando hasta la antecima tras coronar el Néouvielle

Aproximación al refugio

Para ir al refugio de la Glère se puede llegar en coche hasta Barèges. El único camino posible es por el oeste a través de Luz St. Sauveur, ya que el acceso por el este a través del mítico Col du Tourmalet está cerrado por nieve hasta bien avanzada la primavera. Salimos de Barèges hacia el Tourmalet y, al cabo de unos 2 km, sale una carretera a la derecha (giro de casi 180º) que nos lleva al "Foret domaniale de l'Ayre et du Lisey" (cartel indicador). Siguiendo la carretera llegamos a la zona de pistas de esquí, pasamos por debajo de una telesilla y, ya por pista forestal, cruzamos el barranco de la Glère y llegamos a Le Lienz. Si tenemos suerte y no hay neveros aislados en la pista, podremos llegar en coche hasta la cota 1.676, ahorrándonos una buena porteada de casi 4km por terreno casi llano (unos 130m de desnivel). A partir de ahí, se toma el pedregoso sendero hasta que nos encontremos con nieve (en este caso, sobre los 1.700m) y ya podremos ponernos las tablas y llegar hasta el mismo refugio de la Glère (2.153m). Lógicamente, según avance la temporada, la cota de nieve irá subiendo, pero también las posibilidades de llegar más lejos con el coche.

Ascensión

Desde el refugio se baja al Lac de la Glère, unos 50m, que se pueden hacer esquiando sobre nieve dura o porteando por el sendero. A partir de ahí, se bordea al lago y se comienza a seguir el barranco que lo alimenta, remontando el Lac de Mounicot y Lac de la Mourele. En lugar de atravesar este último, optamos por subir por la derecha (oeste) y evitar la previsiblemente helada pala que, siguiendo el barranco,  nos lleva hasta las inmediaciones del Lac det Mail. Ahora toca un terreno ondulado, con pequeñas subidas y bajadas hasta llegar el desvío de la ruta al Turon, identificada por una característica cascada de hielo. La pala que da acceso a la brecha de Chausenque es totalmente norte y está dura. La parte izquierda (este) es más empinada e invita a subirla con crampones. La derecha es un poco más tendida y recibe antes el sol, por lo que parece factible subirla con cuchillas. No obstante, sabiendo que la brecha está a la vuelta de la esquina (este) y que, al tener orientación oeste, habrá que subirla con crampones, la opción más rápida y menos sufrida parece ponerse directamente estos desde abajo.

Bordeando el Lac de la Glère después de bajar desde el refugio

Evitando por la derecha el Lac de la Mourele

Pasando al lado del Lac det Mail. Al fondo, el Mont Arrouy.

Llano entre el Lac det Mail y la empinada pala antes de la brecha de Chausenque

Zoom a la pala. Subiendo con crampones por la izquierda

 Desvío hacia el Turon. Cascada de hielo característica.

Transición a crampones (izquierda) o cuchillas (derecha)

Sufriendo con las cuchillas

La pala y la brecha al día siguiente subiendo al Turon

Brecha de Chausenque

Cartel indicador

Llegando a la brecha

Una vez en la brecha, hay que bajar al glaciar de Néouvielle. Se puede optar por quitar focas para disfrutar de un corto descenso o, ya que llevas puestos los crampones, bajar andando y aprovechar para hacer una buena huella para la posterior subida a la vuelta. Tras bajar lo menos posible, nos calzamos las tablas y seguimos subiendo por amplias palas con nieve ya transformada que nos dejan en la antecima, a unos 60m de la cima. Volvemos a ponernos crampones para superar la zona nevada de la arista. Al llegar a la roca, unos optan por quitárselos para progresar más cómodamente. La cima no es muy amplia y no conviene que haya mucha gente pues hay buena caída a ambos lados. Buenas vistas en general aunque la mole del Pic Long tapa bastante (mejores vistas desde éste). La bajada, por el mismo itinerario de subida. La brecha se remonta sin crampones aprovechando la huella hecha anteriormente y se desciende con las tablas puestas sin problemas. Para llegar al refugio tocará remontar a pie los últimos 50m.

Tras bajar de la brecha, seguimos subiendo por el glaciar de Néouvielle

Desde la antecima, subida final, primero por nieve y terminando por roca

Remontando la arista

El Néouvielle desde el Turon

Zoom a la cima

Refugio de la Glère desde la cima del Néouvielle

Zoom al Trois Conseillers

Pic Long con el cresterío de Ordesa de fondo

Panorámica hacia el Vignemale

Zoom al Vignemale

De izda. a dcha., el Estaragne, Campbieil, Maou, Badet, Pic Long y Dent d'Estibere

Panorámica de las Maladetas, Posets, Eristes

Zoom al Posets
Descendiendo por la roca

Mapa con el itinerario


Aneto (3.404m) 16/04/2017

Ascensión a la cima más alta del Pirineo por el corredor Estasen desde los Llanos del Hospital. Bajada por Aigualluts.

Subiendo por el corredor Estasen en unas condiciones excepcionales.

Ante la incertidumbre del tiempo previsto para el sábado, decidimos posponer la subida al Aneto al domingo, con una previsión inmejorable. Y así fue. La idea era subir desde los Llanos, pasar por la Renclusa, Portillón Superior, collado de Coronas, corredor Estasen  y bajar por Aigualluts.

La pista está perfectamente cubierta de nieve hasta el Plan d'Están. Cuando gira a la izquierda, la nieve desaparece y toca portear. Para evitarlo, seguimos recto por el camino de invierno a la Renclusa, pero exige el uso de cuchillas. Precisamente un incidente con las cuchillas me obliga a ponerme los crampones y subir así hasta poco antes de llegar al refugio de la Renclusa. En lugar de llegar hasta el mismo refugio, nos desviamos a la derecha en busca del sol y poder volver a poner las tablas. Aun así, la subida sin cuchillas hasta el Portillón Superior se hace más dura y ralentiza la progresión.

 Inicio de la pista en los Llanos del Hospital

 Tubo superior de Paderna desde la pista

 Primeras rampas al sol. El pico de Paderna a la derecha, la Tuca Blanca de Paderna al fondo.

 Subida por el glaciar de la Maladeta en busca del Portillón Superior

 Portillón Superior (desde el glaciar de la Maladeta)

La bajada desde el Portillón al glaciar se puede hacer sin crampones aunque con cuidado. Ahora toca la larga diagonal que nos llevará hasta el collado de Coronas. Una vez allí, tenemos que salvar por la derecha el tremendo ventisquero que se forma habitualmente. Del collado hay varias opciones para bajar al glaciar de Coronas, todas por roca y lentas porque hay que ir con cuidado. Ya abajo, nos ponemos los crampones e iniciamos la travesía que, sin perder altura, nos lleva al inicio del corredor.

 Portillón Superior (desde el glaciar del Aneto)

 Diagonal por el glaciar desde el Portillón Superior

 Salvando el ventisquero para llegar al collado de Coronas

 El corredor Estasen desde el collado de Coronas

 Travesía desde el collado de Coronas hacia el corredor Estasen

Llegando al corredor

Ya en el corredor, dejamos espacio a una pareja que lo comienza en ese momento. La nieve está muy bien y hay una huella estupenda. En algunos momentos, parece una escalera perfecta y se puede subir hasta con las manos en los bolsillos. Como siempre, la salida está un poco más empinada pero no supone mayor problema.

 En mitad del corredor

 Escalera perfecta

 Mitad superior del corredor

 En la Y, con el desvío al Petit Black

 Salida del corredor

En lugar de subir por la arista de roca, flanqueamos por la derecha en busca de una pala nevada con orientación sur. La nieve está un poco peor pero se sube bien, mucho mejor que por la arista de roca. En pocos minutos estamos en la cima.

Última pala

 Llegando a la cima

Último paso nevado hasta la cima

 Cima

El Vallibierna, ascendido 2 días antes por su canal y corredor NO

 El Posets a la izquierda, el Vignemale al fondo

 Cotiella

 Perdiguero

 El Turbón al fondo, Basibé, Cibollés y Gallinero por delante. Castanesa y Roques Trencades en el centro.

Tras esperar nuestro turno para pasar el Paso de Mahoma, llegamos a la antecima donde nos quitamos los crampones y nos equipamos para bajar. La nieve no está tan bien como la había cogido los días anteriores. En la parte superior está dura pero se puede girar bien. Un poco más abajo, está algo costra, así que nos desviamos a la izquierda buscando la nieve más soleada y acertamos. Un poco más abajo, llegando al desagüe del ibón de Barrancs, ya está totalmente transformada en todas las orientaciones y algo pesada. Aquí hay que recordar ir a media ladera por la derecha para llegar al Plan de Aigualluts sin embarcarnos. A partir de ahí, toca soltar la talonera y descalzarse intermitentemente. Antes de llegar (bajando) al desvío Renclusa-Aigualluts, vemos una huella a media ladera que se introduce en el bosque que va por encima de la pista. De esa manera, entre los pinos, con alguna subida en escalera, llegamos hasta la pista en el tramo comprendido entre los 2 tubos de Paderna de una forma entretenida, y no tan tediosa como yendo por la misma pista.

 Paso de Mahoma con aglomeración, como casi siempre

 Antecima

Forau y pico de Aigualluts

Mapa con el itinerario

Aprovecho para poner esta foto que muestra muy bien el estado de Paderna, Maladetas y Aneto sacada desde el Puerto Viejo durante la Vuelta al Maupás 3 días antes.
Ampliando la foto se puede ver perfectamente cómo está el bosque en la parte baja de Paderna.